swindle, analisis, portada

Reseña de The Swindle (2015)

The Swindle es uno de los 3 juegos indie que la suscripción del Play Station Plus le dió gratis a sus usuarios a inicios de enero, y es uno de los mejores juegos de sigilo que el género indie ha ofrecido recientemente.

La historia del juego es simple. En 1849, en una ciudad retro-futurística y con un estilo steampunk presente, nuestros protagonistas tienen 100 días para cometer uno de los atracos más peligrosos en la historia del crimen: robar el Basilisco del Diablo: una inteligencia artificial creada por el gobierno con el fin de vigilar a sus ciudadanos, lo que llevará a una realidad más cercana a la de 1984. Sin embargo, nuestros protagonistas no quieren robarse esto para mantener la libertad a la privacidad, sino por el hecho de que esa herramienta haría imposible la infiltración y robo de casas en el futuro; es decir, el día a día de nuestro personajes principales.

El Basilisco será activado en 100 días, por lo que tenemos 99 oportunidades de robar casas con el fin de conseguir los dispositivos, habilidades, experiencia y dinero necesarios para lograr este difícil asalto. Más que el tema del juego, es la dificultad que presenta la que llama más la atención y engancha al jugador. Cada nivel es generado al azar, y cualquier enemigo dentro del juego tiene la capacidad de matarte en un golpe, hay trampas que te matan de un golpe; y si te descubren, se activará una alarma la cual llamará a la policía, la cual, valga la redundancia, te mata de un golpe.

Y las muertes son castigadoras a más no poder. Pierdes el día entero y el dinero que habías recolectado durante ese día, dinero que te iba a ayudar a progresar, y no hay vuelta atrás ni botón de reinicio. Todo esto puede (y debe) ser evitado estudiando el nivel y planeando una estrategia sigilosa. Como ya mencioné antes, cada nivel es generado al azar; en otras palabras, no hay guías en línea. No obstante, el juego te permite progresar y adquirir habilidades que ponen balance a esto, como bombas que pueden abrir diferente caminos, herramientas para desactivar trampas y usarlas a tu favor, etc.

En sí, un juego indie con una dificultad comparable a las de Ninja Gaiden o Dark Souls, que te hará gritar al televisor y apagar la consola en frustración, pero que te hará regresar por más hasta convertirte en un maestro en el arte del robo.

Recomiendo este juego que hasta finales de enero es gratis si tienes PlayStation Plus.

Javier Alberti

Imagen de nintendoreview.co.uk

 

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *